sábado, enero 08, 2011

Nada mas dramático que la Muerte

Que impresión sentí al abrir la puerta de mi casa y ver todo como yo lo deje la mañana que salí a ver al doctor creyendo que regresaría en unas horas, que en realidad fueron semanas, en la mesa de centro de la sala las pastillas que tome esa mañana del 22 de dic para el tremendo dolor que tenia en el estomago, en la cocina la taza de te que no pude beber a causa del dolor, en mi cuarto la cama revuelta y una cuchara con miel en la mesita de al lado, y pensar que estuve a punto de no volver; con la muerte cerca uno se vuelve tan vulnerable. Exactamente una semana antes de la desgracia fui a visitar a la ginecóloga Patricia Heredia Bustamante que tiene su clínica materno quirúrgica en un rumbo para mi desconocido, por lo mismo llegue un poco tarde, mi cita era a las 4:00pm y llegue a las 4:12. La doctora estaba en la sala de espera hablando con uno de esos hombres de portafolios y vestimenta mediocre pero actitud altiva, la doctora lo atendía con toda la hipocresía que el paresia merecer, era uno de esos promotores de medicamentos que les regala calendarios plumas e infinidad de baratijas a cambio de promover sus productos creo yo; la doctora apenas volteo la mirada y me dijo que esperara mientras seguía hablando con el hombre del portafolios, por fin se despidieron con un fuerte apretón de manos y la doctora me pregunto que si que se me ofrecía, le conteste que tenia una cita a las 4 volteo a ver el reloj y me pregunto con quien tenia la cita le respondí que con ella, me paso a su consultorio mas pequeño que mi baño, me pidió que me sentara sobre una camilla y me pregunto cual era el problema, yo tenia varios días sufriendo los síntomas así que los tenia muy claros no tuve problema en explicarlos; hacia ya algunas noches que tenia un dolor tipo cólico lo extraño era que el dolor era solo del lado derecho y me corría a la pierna, era un dolor bastante fuerte tanto que la noche anterior pensé en levantarme e ir al hospital; además de un sangrado de mas de 15 días ; me escucho con mucha atención después me pidió que me recostara y me desabotonara el pantalón y me comenzó a tocar el abdomen en menos de 3 minutos ya tenia todo un diagnostico listo y recetario en mano para escribir sobre el los medicamentos adecuados para mi problema, me dijo que tenia el colon muy inflamado (colitis)que podía ser a consecuencia de mis malos habito alimenticios o estres, le pregunte y eso que tiene que ver con el sangrado? me respondió que el área del colon que yo tenia inflamada estaba recargada en los ovarios causando una irregularidad en mi menstruación para eso me receto unas pastillas (hormonas) me dijo que en cuanto empezara a tomarlas desaparecería el sangrado (cosa que nunca paso), me sono extraño pero al fin de cuentas la doctora era ella y no yo. Después de que la doctora me estuvo tocando el estomago el dolor se volvió constante ya no solo aparecía por las noches ahora estaba presente en todo momento. Al llegar a mi casa me senté sobre la cama y empecé a tejer una trenza con mi cabello, el dolor no me permitió terminarla me levante por un vaso con agua para tomar las pastillas que me receto la doctora para el dolor y trate de dormir. Pasaron 5 días tomando los medicamentos y no sentía ninguna mejora todo lo contrario el sangrado era cada vez mas abundante y el dolor insoportable no me permitió ni siquiera comer, al siguiente día por la tarde llame a la doctora diciéndole que no había ninguna mejora me sentía peor y tenia 2 días sin poder siquiera probar alimento, a lo cual respondió que tenia que esperar a que hiciera efecto el medicamento y termino su dialogo diciendo con un tono de fastidio "señora se que es molesto pero debe esperar". En cuanto termine la llamada me di cuenta que la doctora no me estaba atendiendo como yo esperaba creí que querría verme de nuevo hacerme algún análisis o cambiar el medicamento, fue cuando decidí buscar una segunda opinión. Esa noche casi no logre dormir a las 5am ya estaba despierta y retorciéndome de dolor en el sillón de la sala ni siquiera pude levantarme por las pastillas y le pedí al Feli me llevara a un hospital, me despedí de los hijos su padre les pidió que me dieran un beso antes de irse con su nana y empieza mi calvario..

2 comentarios:

Poeta del Cielo dijo...

Que situacion amiga que dificil ahora ni en los medicos se puede confiar al intentar acertar con el diagnostico por fin....

saludos
linda semana
abrazos

Carlos dijo...

Naricitas, por favor.. denuncia a esta mujer.

No solo por lo que te hizó, sino porque se lo puede hacer a muchas más personas.

Abrazos preciosa.. recuperate pronto, se me estremeció la piel varias veces al leerte.